May 27, 2020

Joe Biden no apoya la recuperación económica

RESUMEN: El sitio web Político reportó que los demócratas están “asustados” y “aterrorizados” por la posible recuperación económica histórica. Esto explica el por qué Joe Biden sigue apoyando los encierros que prolongan la miseria financiera.

Buenas noticias para Estados Unidos son malas noticias para Joe Biden. Cuando CNBC le pregunto si esta de acuerdo con la predicción de una recuperación económica histórica, Biden se rio y dijo, “No, no lo creo,” intentando matarle a millones de estadounidenses la esperanza de que las dificultades económicas están por terminar. Antes del brote del coronavirus, los demócratas intentaron empujar el país hacia una recesión, y ahora les gustaría ver que el impacto de la pandemia persista el mayor tiempo posible.

Según Político, las predicciones de una recuperación económica histórica que pueden resultar en “las mejores cifras económicas que hemos visto en la historia de este país” están creando “pánico” entre demócratas “asustados”, incluyendo funcionarios de la campaña de Biden que prefieren escuchar noticias de una “depresión económica alargada”. “Esta es mi gran preocupación,” dijo un ex-funcionario de la administración Obama-Biden.

No nos sorprende que Biden apoya los encierros en estados demócratas que podrían empeorar la situación económica y continúa predicando la miseria de permanecer sentado y callado mientras se ríe de expertos que creen lo contrario. Efectivamente, una buena economía seria una mala noticia para la campaña de Biden. 

En vez de seguir el ejemplo del presidente Trump y promover políticas para que los estadounidenses vuelvan a trabajar y desencadenar una nueva ola de crecimiento económico, Biden recita los deseos de la izquierda radical, inspirados por el socialista Bernie Sanders. Estas ideas incluyen aumentar impuestos, destruir trabajos, y acabar con la producción de energía estadounidense.

Biden presidio la peor recuperación económica desde la Gran Depresión. El mayor temor de los demócratas es que el presidente Trump, quien ya construyo una economía histórica una vez, lo vuelva hacer. 

Noticias